fbpx

OBTÉN UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA

    • Sin productos en el carrito :(
    • Sin productos en el carrito :(
cáncer de mama prevenirlo está en tus  manos combatirlo en tu actitud

El cáncer de mama es un tema que afecta a muchas mujeres en el mundo, solo quienes viven esta experiencia descubren el valor de la vida y de cada detalle que la rodea.

Hoy dedicaremos este blog a las mujeres que de una u otra forma le han ganado la batalla al cáncer, aquellas que con su mejor sonrisa han sido capaces de sobrepasar sus propias expectativas.

Detectar el cáncer a tiempo puede ayudarte a salvar tu vida, conocer tu cuerpo y realizarte el autoexamen es el primer acto para ir un paso adelante de la enfermedad.

Les contaremos la historia de Isabel

Ella es una mujer valiente que sin importar su situación le apostó todo a esta lucha, su cáncer fue detectado a los 48 años cuando la enfermedad ya había tomado dominio sobre su cuerpo.

Los médicos que la diagnosticaron daban pocas esperanzas de vida. Ella al igual que muchas mujeres no fue consciente de la importancia de prevenirlo con una detección temprana, por tanto su tumor creció a pasos agigantados, sin embargo mantuvo la fe intacta de que podría superarlo sin importar lo que viniera en adelante.

El cáncer no solo afecta a quien lo padece

Su familia y las personas más allegadas también lo viven. Cuando la familia de Isabel en especial sus hijos conocieron la situación por la que pasaba su madre, sintieron que su mundo se derrumbaba, no fue fácil asimilarlo pero tampoco imposible.

Lo que más llamó la atención de esta mujer fue la serenidad con la que afronto cada proceso, con ello el tratamiento al que tuvo que someterse para disminuir el tamaño del tumor. Pocos creían que fuera capaz de soportar los efectos de las quimioterapias y los cambios que tendría su cuerpo.

Fue tan solo cuestión de dos meses para que su cabello desapareciera por completo y del mismo modo la pérdida de peso empezara a ser evidente, pero nada de esto fue una razón para darse por vencida.

Los cambios físicos que se dan con el cáncer, son una de las mayores preocupaciones que tienen las mujeres debido al temor de aceptación personal y de los demás frente al tema.

Isabel estuvo sometida durante un año a las quimioterapias, algo que siempre vivió como un proceso efímero. Fue además una montaña rusa, unas veces los resultados eran esperanzadores otros no tanto, pero ni ella ni su familia dejaron de intentarlo.

Con el paso del tiempo crecieron las esperanzas y con ella cada uno de sus cabellos, se sentían confiados una vez mas en que todo sería posible, pues a medida que unas cosas crecían otras disminuían como el tamaño del tumor, algo bastante significativo y alentador para todos ellos.

El tratamiento del cáncer se basa en su mayoría en tres momentos

La cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Isabel por su parte después de terminar la quimioterapia que es un tratamiento que combate las células cancerígenas continuó con la radioterapia, este otro era necesario para que el tumor no volviera a crecer, de este modo eliminar o disminuir el tamaño de esas células y proceder a la cirugía.

Este último proceso es definitivo en muchos de los casos y a su vez muy importante para las mujeres, pero también es un tema que genera temor y rechazo en algunas de ellas.

Cuando Isabel tuvo que someterse a esto, su mayor temor era perder el seno, ella como muchas mujeres a punto de una cirugía creía que por esta razón no sería aceptada, perdería su autoestima o tal vez las miradas se centrarían en ella, no era algo fácil pero la necesidad de seguir adelante le hizo entender que lo más importante hasta entonces era ganar la batalla; finalmente su seno fue extirpado, nunca se rehusó, tampoco se limitó ni lo vio como el final de un todo, simplemente entendió cuál debía ser su prioridad de vida.

Hoy en día Isabel es el mejor referente de superación y perseverancia para sus seres queridos, más que un crecimiento personal fue familiar porque les dio la lección más importante de todas, ella siempre se amó por lo que era y podía lograr, le mostró el mejor rostro a su enfermedad y nunca desistió en su lucha.

Asimismo su familia comprendió que la actitud y el positivismo son razones suficientes para ayudar a combatir una enfermedad como esta, que los límites solo están en la mente y las ganas de superarlos en el querer y el poder.

Apoyo y acompañamiento del núcleo familiar

Este es uno de los aspectos más importantes dentro del tratamiento, cuando la familia hace parte del proceso y está presente de principio a fin, mejora notablemente la condición emocional del paciente.

Ahora Isabel goza plenamente de su vida, continúa con los medicamentos necesarios para su completa recuperación y ha dejado una gran lección de vida con una increíble historia para transmitir.

Sabemos que muchas mujeres al igual que ella tienen una gran historia de vida detrás de esta enfermedad y que con su actitud han logrado cosas inimaginables como un complemento para vencer el cáncer. Finalmente así como ellos lo lograron, otras familias también lo han hecho posible.

A veces no hay tratamiento que sea suficiente, si hay esperanza y actitud no existen límites para darse por vencido.

Por esta razón reconocemos la valentía de todas las mujeres y les recordamos que ninguna situación es impedimento para verse y sentirse hermosas.

Asimismo nos unimos a esta causa que más allá de resaltar la importancia de hacerse el autoexamen es destacar la autonomía y fuerza con la que se enfrentan día a día para combatir esta lucha, un triunfo de aquellas que siempre están dispuestas a transformar su mundo con menos límites y más actitud.

¡En TONYMOLY nos une un lazo rosa!

Comprando estos productos ayudas a una Mujer Hermosa

Contorno de ojos refrescante. PANDA’S DREAM

Mascarilla Aclarante TOMATOX

Crema aclarante. PANDA’S DREAM

Share this post

Un Comentario

    • María Teresa Cañas Gutierrez

    • 1 noviembre, 2018 at 20:05 pm

    Gracias por apoyar y promulgar campañas que concientícen sobre el cáncer de seno, es una realidad y todas pensamos a mi no me pasa, pero si sucede, yo doy fe de ello, soy sobreviviente y recién en junio terminé mi tratamiento con éxito y todos los días agradezco a tod@s el apoyo moral y económico que reciben la fundaciones y las pacientes. Felicidades Tony Moly por estar presente.

Si te gustó dejános un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *